Tipos de Residencia



Para poder permanecer legalmente en España por un periodo superior a los 90 días que permite la ley a los ciudadanos mexicanos, es necesario contar con alguno de los permisos que otorga el gobierno español dependiendo de las circunstancias del solicitante. Si bien, los tipos de residencia para ciudadanos no pertenecientes a la U.E son los mismos, estos son los que más habitualmente obtienen los ciudadanos mexicanos:

Residencia No Lucrativa

 Este tipo de autorización permite al extranjero residir legalmente en España sin realizar actividades laborales. Esta pensada para personas con suficiente capacidad económica para residir -junto con sus familiares- en España durante al menos, un año. Se trata de un autorización especialmente interesante para jubilados o personas cuyos recursos les permitan trasladar su residencia sin la necesidad de emprender una actividad empresarial o laboral en España.

De manera meramente referencial, se entiende que se justifica este tipo de residencia para personas que cuenten con recursos anuales equivalentes a 32.000€, más 8.000€ por cada familiar que le acompañe. Este tipo de Residencia computa a efectos de una posterior solicitud para la adquisición de la nacionalidad española.

 Autorización de Estancia por Estudios

 Es una autorización que habilita a permanecer en España por un período superior a noventa días para la realización o ampliación de estudios en un centro de enseñanza autorizado en España, en un programa a tiempo completo, que conduzca a la obtención de un título o certificado de estudios.

Para este caso es esencial tener identificado el tipo de estudios que se van a realizar y si los mismos tienen consideración de oficiales en el sistema educativo español. 

Igualmente será necesario acreditar la suficiente capacidad económica para subsistir durante el periodo de la estancia. 

Residencia para Emprendedores

Este supuesto esta reservado para aquellas personas que vayan a desarrollar una actividad emprendedora y empresarial, de carácter innovador, y que sea considerada de especial interés económico para España.

Para ello es necesario presentar 1. Tu perfil profesional: formación y experiencia profesional así como tu implicación en el proyecto. 2. El Plan de negocio que debe contener, al menos: Descripción del proyecto: actividad empresarial a desarrollar, fecha de inicio, localización, forma jurídica prevista de la empresa, impacto económico potencial que supone la inversión, descripción del número de puestos de trabajo que se estima que puedan crearse y sus funciones y cualificaciones, actividades previstas de promoción y estrategia de venta. Descripción del producto o servicio: la descripción será detallada e incluirá los aspectos innovadores. Análisis de mercado: valoración del mercado y evolución esperada, descripción de los posibles competidores, valoración de los consumidores potenciales y análisis de oferta y demanda. Financiación: inversión requerida, fuentes de financiación y plan financiero. 3. El valor añadido para la economía española